Custodia compartida, ¿es mejor para tus hijos? - 2BePart

Custodia compartida, ¿es mejor para tus hijos?

14 enero 2019
Posted in Custodia
14 enero 2019 2BePart

En 2BePart sabemos lo duro que es un divorcio con hijos. Sobretodo cuando llega el momento de decidir la custodia. Peleas, malas caras, desacuerdos… sin pararnos a pensar en lo que realmente necesita nuestro hijo.

La custodia compartida es una solución a tener en cuenta pero, ¿es lo más recomendable? El tema no es claro del todo. Algunos profesionales afirman que la custodia compartida es la mejor opción, otros advierten que el problema no es la custodia sino la nivelación de desacuerdos entre los padres.

Según los últimos informes, niños y adolescentes que habiten con ambos padres se encontrarán en un ambiente más emocional, beneficiando así su conducta y vida académica. No obstante, sería adecuado realizar un análisis de cada situación en particular, para reconocer qué opción es la mejor para nuestros hijos en cada caso.

evita cualquier pelea por el bien de tus hijos

¿El padre merece la custodia? alguna vez se habrá dado esta discusión, ¿por qué no? Como norma general, y debido a la vinculación de una madre con sus hijos (sobretodo cuando apenas tienen edad) se suele conceder la custodia a la madre. Sin embargo, cada situación debería revisarse.

El caso es que, de primeras, ni padre ni madre la merece más. Solo aquel progenitor que aporte más estabilidad al menor y se pueda encargar tanto de su educación como de su bienestar de la mejor forma posible debería tenerla. Por esta razón, si ambos están dispuestos a asumir todas las responsabilidades, la mejor opción es llegar a un acuerdo.

La custodia compartida beneficia la responsabilidad compartida. Para los hijos es fundamental mantener una relación real con los dos, pues esto favorece el desarrollo en su personalidad. El pequeño no debe ser como una moneda de cambio.

¿Qué es la custodia compartida?

Llamamos custodia compartida a la posición legal que se instaura en la situación de un divorcio matrimonial, en la que el padre y la madre tienen la total custodia legal de sus hijos siempre y cuando sean menores de edad. En esta situación, ambos tienen derechos y condiciones idénticas. Esto significa que ninguno tiene potestad frente al otro en la decisión del menor.

El objetivo, y beneficio primordial, de este tipo de custodia es que los dos progenitores influyan en la evolución y crecimiento tanto psicológico como físico de sus niños, y estos puedan establecer un contacto de manera continua con ambos.

¿Qué tipos de custodia hay además de la compartida?

  • La custodia compartida conjunta

En este modelo de custodia no existen horarios ni periodos de tiempo en el que el hijo tenga que pasar con cada padre o el uso regular de la vivienda. Un juez acordará cómo se realizará.

En la custodia compartida conjunta los dos padres conservan todas las obligaciones y derechos, como si de una familia que vive bajo el mismo techo se tratara. No obstante, esto no obliga a que las ex parejas estén obligadas a convivir en la misma casa.

El juez será el encargado de determinar si los menores tendrán que alternar de vivienda, habitando en la vivienda del progenitor que en ese momento le toque, o si deben de mantenerse en la casa actual y deben de ser los progenitores lo que tengan que rotar.

Aunque ambos progenitores tienen todos los derechos legales en las decisiones de sus niños, el progenitor que le toque en ese momento tendrá la decisión final acerca de la rutina diaria.

 

    • La custodia compartida alterna

En este modelo de custodia, el juez señala ciclos determinados para que los pequeños convivan con cada progenitor. Dicho esto, el niño puede ser otorgado a cada padre o madre por un tiempo determinado tiempo, ya sean semanas, meses o incluso años alternos.

Durante en el tiempo en que los menores convivan con el progenitor que tiene la custodia legal en ese momento, este será el encargado de tomar todas las decisiones respecto a su día a día. El otro padre o madre está en su derecho a que un juez le conceda un régimen de visitas, para que también tenga la posibilidad del disfrute de los hijos.

¿Qué diferencias existen entre custodia compartida y custodia mono-parental?

La custodia compartida, como ya hemos visto anteriormente, es en la que ambos padres tienen el total derechos de vivir con sus hijos de manera alterna, normalmente por semanas.

En cambio, la custodia monoparental es cuando solamente uno de los progenitores lleva toda la carga, encargada de las decisiones sobre la rutina cotidiana y diaria del menor.

El progenitor que no disponga de ninguna custodia, tendrá derecho a establecer un régimen de visitas, permitiéndole ver a sus hijos durante unos determinados días por semana. A diferencia de la compartida, el progenitor que no posea la custodia no está obligado a compartir ningún gasto ni atender ni cuidar al pequeño con el que sí la tenga.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Estás a favor de una custodia compartida o mono-parental?